Valles de la Rioja Baja

Arnedillo

Reserva de la Biosfera

Los valles de la Rioja Baja disponen de una variedad biológica que les ha valido la calificación de Reserva de la Biosfera.

Los dinosaurios dejaran aquí su huella, especialmente entre el río Jubera y Cidacos.

La fauna de la Rioja Baja es la típica riojana: mamíferos, grandes y pequeños, de las sierras y variadas rapaces.

En las Peñas de Arnedillo, Peñalmonte, Peña Isasa y las sierras de Alcarama y del río Alhama donde los escarpes calizos cobijan búhos y sobre todo, buitres leonados.

El pueblo abandonado de Turrucún puede ser un punto interesante para su observación. También te los encontrarás en tus actividades de escalada, ya que sólo en Arnedillo hay más de 200 vías para subir.

Este paisaje choca al sur con la Sierra de Alcarama, la más alta de la Rioja Baja, de 1.500 metros. Bajo ella, una alfombra arrugada de pequeños montes deja paso al río Alhama, “el caliente”, llamado así por los árabes por sus aguas medicinales.

La interesante ciudad celtíbera de Contrebia Leukade.

El embalse del río Añamaza, precioso enclave escondido entre montes, merece un paseo para ser descubierto, lo mismo que su barranco de Fuentestrún del Cajo.

El carrascal de Villaroya, es deal para pasear entre robustas encinas y algún quejigo, así como los robledales y los hayedos de la sierra de la Hez.

Busca tú otros, a pie o en bici por los GR o por las vías verdes de Cebollera-Arnedillo y Cidacos.

Valles de la Rioja Baja
Tipo de lugar Naturaleza
Costo aproximado Gratuito
Accesibilidad No adaptado

Casas rurales en el valle del Cidacos

Casa Riojania

Casa Riojania

Munilla

Distancia en línea recta5,73km
Casa La Fuente
Casa Rural Tahona Bis

Casa Rural Tahona Bis

Enciso

Distancia en línea recta7,90km
Casa Rural Tahona

Casa Rural Tahona

Enciso

Distancia en línea recta7,88km

Mapa